Barrios llenos de arte

Emblemas del Distrito Federal

Antros, restaurantes, bares y todo lo que se puede encontrar en una ciudad cosmopolita convergen en la capital de México, pero a pesar del importante crecimiento que el Distrito Federal ha tenido durante los últimos años, aún podemos encontrar una serie de lugares mágicos como colonias que en cada una de sus construcciones reflejan el acervo de quienes las fundaron y construyeron.

La Ciudad de México cuenta con 21 zonas catalogadas como “Barrios Mágicos”, mismas que invitamos a que se animen a visitarlas y relajarse del estrés provocado por el trabajo diario.

barrios1

Roma y Condesa

Uno de estos emblemáticos puntos son las colonias Roma y Condesa. Aquellos amantes del arte se sentirán muy identificados con este lugar. Se cuenta que los nombres que llevan las calles de la colonia Roma, una de las que aparecieron en los últimos años del Porfiriato, derivan de las poblaciones europeas que fueron visitadas por el Circo Orrin, cuyo dueño era E.W. Orrin, socio de la compañía inmobiliaria que trabajó tal fraccionamiento. Además, las casas de la colonia Roma se construyeron de acuerdo al estilo art nouveau, al eclecticismo y al neoclasicismo.

En nuestros días, estos barrios mágicos –perfectamente restaurados– parecen atesorar cierta esencia cosmopolita en el centro de la ciudad. En la zona Roma-Condesa existen abundantes librerías, bares, restaurantes, galerías y centros de cultura, que se proyectan como dinámicos puntos de reunión para los vecinos y visitantes de estas colonias.

barrios2

¿Qué hacer en este lugar?

Como principales lugares para visitar en este Barrio Mágico Turístico, destacan la Plaza Romita, cuyo nombre se deriva de una de las rutas más próximas al pueblo de Chapultepec, era muy similar por su gran arbolado al de otro parecido ubicado en la ciudad de Roma, Italia, y por esta apariencia le llamaron así.

Otro de los atractivos de este lugar es el Templo de Santa María Natividad, construido en 1530; la Casa del Poeta Ramón López Velarde, sitio de encuentro para escritores y poetas; el antiguo mercado de El Parián; el Edificio Francia, con su estilo art noveau; la Casa Lamm, edificada en 1911 y célebre por su tendencia a lo aristocrático, y la Plaza Luis Cabrera, un sitio para el esparcimiento y la relajación.

barrios3

También pueden visitar la zona donde se encuentra la Plaza Río de Janeiro, la sencilla fuente de forma circular que allí se encontraba fue reemplazada por una fuente con una réplica en miniatura -hecha de bronce- del famoso David de Miguel Ángel; la Parroquia de la Sa—grada Familia, la Casa Universitaria del Libro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Parque México, el Teatro Charles Lindbergh, la Plaza Popocatépetl, la Plaza de las Cibeles, el Parque España, la Parroquia de la Coronación, la Parroquia de Santa Rosa de Lima y la Capilla Alfonsina.

Santa María La Ribera

Es una de las colonias más tradicionalistas y con mayores tesoros arquitectónicos e históricos de la capital del país. Se localiza en la Delegación Cuauhtémoc y es considerada como el primer fraccionamiento de corte moderno en la Ciudad de México.

barrios4

Surgió en 1861 cuando se fragmentó la Hacienda de la Teja, en especial del Rancho de Santa María la Ribera, ubicado en la zona norte de la calzada de San Cosme. Desde la segunda mitad del siglo XX, este lugar se convirtió en un barrio popular debido, principalmente, a la aparición de nuevas colonias de  familias adineradas en otras zonas de la Ciudad de México y de la construcción de conjuntos de apartamentos en este actual Barrio Mágico.

Lo atrayente…

Al visitar esta colonia, lo primero que deben conocer es la Ex-Hacienda de Goycoechea y la Alameda de Santa María La Ribera, un vasto espacio con forma rectangular y áreas verdes delimitadas con precisión. El piso con el que cuenta es de adoquín de color gris, con numerosas entradas. Los pasillos son angostos y se vinculan en torno al kiosco que adorna este tradicional sitio. Este kiosco está elaborado con hierro y de acuerdo a ciertas referencias del siglo XIX, sus piezas fueron fundidas en la ciudad de Pittsburgh.

barrios5

Otro sitio obligatorio es el Museo de Geología, el cual forma parte de la Universidad Nacional Autónoma de México. Su inauguración tuvo lugar en 1904, en un edificio construido ex profeso para ser la sede del Instituto Geológico Nacional. El museo lo integran ocho salas, enfocadas en exhibir muestras geológicas, paleontológicas, y mineralógicas.

barrios6

Algo que no sabías

Aquí existieron –durante el tiempo del virreinato– numerosas construcciones religiosas. Algunas de ellas se han conservado hasta nuestros días, como por ejemplo, la Casa de los Mascarones, una edificación del siglo XVIII que fue propiedad de los condes del Valle de Orizaba y el Templo de San Cosme y Damián.

Para distraerse un poco…

Otros sitios indispensables para dar un recorrido por el Barrio de Santa María La Ribera son el Teatro Sergio Magaña, el cual luce en determinados muros admirables pinturas que representan distintas épocas de la historia del país.

También la Parroquia de la Sagrada Familia tiene en su fachada un arco de medio punto adornado con un rosetón con vitrales, que se llena de luz y mil colores en las tardes. Además, el altar principal ostenta una notable escultura de la Sagrada Familia.

barrios7

La mayoría de los que vivimos en México, poco sabemos de la historia que delata cada uno de los edificios, iglesias o diferentes monumentos que vemos a diario durante el camino que recorremos para ir a casa o al trabajo.

Es importante que conozcamos nuestros tesoros arquitectónicos, ya que son pocos los países y ciudades que gozan de tal riqueza, y no es posible que los turistas conozcan más de éstas que nosotros.

Los invito a que conozcan todos nuestros legados para que su historia no vaya quedándose en el olvido para que las generaciones venideras también conozcan la magnificencia de todos estos tesoros nacionales.

Por Redacción