5 RAZONES PARA USAR LA BICICLETA SIN IMPORTAR QUE NO SEA EL DÍA MUNDIAL DE LA BICICLETA

2.2 millones de mexicanos la utilizan para trasladarse a su trabajo, informa el Inegi.
La paternidad de la bicicleta se remonta al año 1817 cuando el alemán y también barón Karl Christian Ludwig Drais von Sauerbronn inventó el primer vehículo de dos ruedas.
En un principio se le llamó “laufmaschine” o máquina andante, ya que fue un precedente de la bicicleta y la motocicleta como tal.
En la actualidad hay más de mil millones de bicicletas en todo el Planeta y para conmemorar su Día Mundial te damos 5 razones para usarla:
1. No contamina: Quizás sea la más importante porque a diferencia de los automóviles, es ecológica y ahorra emisiones de CO² innecesarias.
2. ¡Adiós estrés al manejar!: Andar en bicicleta podría convertirse en un momento de relajación y cero estrés, así como la oportunidad de disfrutar ciertos lugares con más tranquilidad. También ayudar a evitar ciertas zonas afectadas por el tráfico. Simplemente es más divertido.
3. Ahorro económico: Los gastos de mantenimiento son 50 veces más económicos que los de un automóvil y en caso de una descompostura, el arreglo puede ser más rápido.
4. Ayuda a bajar de peso: Su uso diario alrededor de 30 minutos elimina esos kilitos de más y fortalece el cuerpo. Asimismo, explican médicos, reduce los riesgos de un infarto, mejora la postura corporal, fortalece el sistema inmunológico y ayuda a dormir mejor.
5. Es inmortal: Darle el mantenimiento correcto permitirá que dure toda la vida.

 

ASOLEAR BEBÉS INCREMENTA EL RIESGO DE CÁNCER

En la playa o albercas se recomienda utilizar filtros solares resistentes al agua y aplicar cada dos horas.
Los bebés de cero a dos años no deben asolearse aun cuando tengan protección solar, ya que su piel es inmadura y no ha desarrollado las defensas necesarias, por lo que corren riesgo al exponerse a los químicos de filtros y protectores solares.
De igual forma, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel a edades tempranas, aseveró Lorena Guadalupe Estrada, jefa de Dermatología del Hospital Regional, “Lic. Adolfo López Mateos”, del ISSSTE. Esta misma restricción es para las personas que padecen o tuvieron cualquier tipo de cáncer de piel, ya que al asolearse el riesgo de que la enfermedad se agrave o se vuelva a desarrollar es muy alto.
Lo mismo sucede con los pacientes que tienen o tuvieron “lupus eritematoso”, pues recibir en la piel los rayos ultravioleta lo puede reactivar. La población que no se encuentre en estos grupos, debe utilizar protección química con factor de protección solar de 50 o 50+, cada tres o cuatro horas, capa sobre capa, mientras se esté expuesto al sol en un ambiente seco.
En la playa o albercas se recomienda utilizar filtros solares resistentes al agua y aplicar cada dos horas; retocar el filtro cada vez que salgan del agua y se vuelvan a meter.
En un comunicado de la institución, la especialista indicó que el sol tiene muchos beneficios como estimular la producción de vitamina D en el cuerpo humano, necesaria para mantener los huesos sanos, pero asolearse en exceso puede traer consecuencias irreversibles como el envejecimiento prematuro de la piel y el riesgo de cáncer de piel.
Refirió que la temporada de marzo a septiembre es el periodo de mayor radiación ultravioleta, y recordó que80% de la radiación solar que recibe el cuerpo se adquiere antes de los 18 años, de ahí la importancia de sensibilizar a la población para no sobreexponerse.