HOMENAJEAN CON LIBRO AL INVESTIGADOR GERMINAL COCHO GIL

Nunca como ahora hablar de complejidad ha resultado tan seductor. No sólo porque implica la entrada de diversas ciencias para estudiar un problema sino porque se ha fortalcecido como una vía académica cada vez más fructífera. Quizás por ello, es buen momento para rendir homenaje a uno de sus más importantes fundadores: Germinal Cocho Gil, investigador emérito del Instituto de Física.

El pasado 25 de mayo se presentó el libro digital Ciencia, Humanismo, Sociedad en el auditorio del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM, en la que Germi, como suelen llamarlo sus colegas, estuvo acompañado de varios investigadores que colaboraron en el libro.

“Me siento raro porque me echan muchas flores y yo me sé también los aspectos negativos que no se dicen; pero aquí no voy a hacer autocríticas negativas… eso no es buen negocio”, dijo el investigador de origen español y nacionalizado mexicano.

El ejemplar electrónico se publicó este año como resultado de la contribución de los investigadores del IFUNAM: Octavio Miramontes, Shahen Hacyan y Carlos Villareal.

También participaron: Eduardo Vizcaya, Pedro Miramontes, Hugo I. Cruz, Octavio Valadez, Flavio Cocho y José Luis Gutiérrez, de la Facultad de Ciencias; Gustavo Martínez Mekler y Maximino Aldana, del Instituto de Ciencias Físicas; Raúl Rechtman, del Instituto de Energías Renovables; Leonor Huerta, del Instituto de Investigaciones Biomédicas; así como Enrique Ruelas, Albert Lifshitz y Moisés Villegas, de la Facultad de Medicina.

También son coautores: Paola Ballesteros, del Instituto Nacional de Neurología y Radiocirugía; Marisol Cocho, del Centro Nacional de las Artes y Evangelina Figueroa, del Instituto Nacional de Nutrición y Ciencias Médicas.

La edición corrió a cargo de Octavio Miramontes y Eduardo Vizcaya, con la colaboración de Danna Oassis Pérez, Dulce Guillén y Jaime García (provenientes de la Facultad de Ciencias). Y está disponible en formato digital descargable y gratuito en CopIt-arXives, una iniciativa de e-print que publica libros electrónicos gratuitos de acceso abierto en los campos de la ciencia, la tecnología, la sociedad y la cultura cuyo contenido está regulado por una Licencia CopyLeft y es operado por un grupo de académicos provenientes principalmente de la Universidad Nacional Autónoma de México en la Ciudad de México.

De médico a físico

Gracias a las atinadas plumas de sus autores, la obra reúne las palabras y sofisticadas ideas que Cocho Gil ha manifestado durante diversas conferencias, encuentros académicos y artículos de investigación en las últimas décadas.

Del investigador queda expuesta su formación como médico cirujano en la hoy Facultad de Medicina a sus escasos 17 años y la de físico, en la Facultad de Ciencias, ambas de la UNAM. Durante el periodo que vistió de bata blanca, Cocho Gil se interesó en la investigación biomédica que, curiosamente, lo llevó a estudiar matemáticas de manera autodidacta, hasta que en 1956 inició su carrera como físico, misma que culminó en los años sesenta con un posdoctorado en el Centro Internacional de Física Teórica en Trieste, Italia.

“Mi padre era abogado y mi madre, escritora, pero ambos coincidían en que, tanto en España como en México sobraban licenciados o abogados y que se necesitaban ingenieros y médicos”, dijo Cocho Gil durante la presentación.

El reconocido médico Ruy Pérez Tamayo describe en el prólogo de esta obra el ímpetu con el que Cocho Gil se desenvolvió durante las prácticas forenses en el Hospital General de México. Sin embargo, reconoce que su entonces alumno revelaba a cualquiera su interés en la física.

“Germi trabajó conmigo durante los tres últimos años de su carrera y escribió su tesis de graduación profesional junto con Elías Amador, basada en un estudio experimental sobre fisiología renal. Pero durante todo ese tiempo el interés real de Germi no era la medicina sino la física, o como él decía: los ‘eleshtronesh’”.

Pionero de la complejidad

Lo cierto es que Cocho Gil equilibró sus saberes en estas y otras áreas de la ciencia en una rama relativamente nueva. El investigador Gustavo Martínez Mekler, en el capítulo “Una aproximación a los sistemas complejos”, asegura que “en México, el sembrador de ideas e inquietudes del mundo de los sistemas complejos es Germinal Cocho, del Instituto de Física de la UNAM, quien desde 1973 ha venido promoviendo su desarrollo”.

Los sistemas complejos, son una ciencia que, según la introducción de la obra, “se aplica en física de fluidos, física-química, mecánica clásica, y mecánica cuántica, pero se interesa también en los fenómenos que surgen en la biología, en la economía o en las ciencias políticas”.

Así, cada uno de los capítulos de este libro explica la complejidad aplicada a temas tanto sociales como científicos. “Sociedades complejas”, “El medio interestelar y el origen de la vida”, “La ciencia y sus demonios”, “La evolución biológica desde la perspectiva de la complejidad”, “Espacio, movimiento y cambio en las ciencias y las artes”, son algunos ejemplos del contenido.

Buscar los culpables de enfermedades complejas

La mirada multidisciplinaria que aportan los sistemas complejos permiten increíbles alianzas. Por ejemplo, la física puede contribuir en la medicina con el uso de técnicas que coadyuvan en el análisis de enfermedades como el cáncer, la diabetes o el VIH. Padecimientos que Cocho Gil llama “enfermedades complejas” pues están vinculadas con la mezcla de distintos factores como la falta de ejercicio, los genes, la mala alimentación, entre otros.

El SIDA es una de las enfermedades que más le interesan a Cocho Gil y sobre la que versan varios apartados de este libro. Gracias al capítulo “Aproximaciones de la física hacia el SIDA”, escrito por Germinal Cocho y Carlos Villarreal, entre otros, sabemos, que a partir de un modelo matemático es posible describir la interacción de las células del sistema inmunológico y del VIH-1 en muestras con terapias basadas en fármacos.

Posteriormente, en “El SIDA, el azote del tercer mundo, o hacia la búsqueda de nuevas terapias contra el SIDA”, aborda desde la sintomatología, hasta las cifras y porcentajes de mortandad. El apartado está encaminado a eliminar los mitos que existen sobre la enfermedad. “Los derechos humanos de un paciente, y en particular del paciente con SIDA, dependen en gran medida de la visión de la enfermedad que tienen él y el resto de la sociedad”, dice el autor.

Durante la presentación del libro, Germinal Cocho Gil estuvo acompañado por colegas y amigos quienes compartieron anécdotas con los asistentes. Mariana Benítez, ex-alumna de Cocho Gil, recordó la complejidad que implicaba mantener una conversación académica con él. “Con todo respeto a Germinal Cocho, no sabía de qué hablaba”, dijo, arrebatándole a Germi una buena dotación de risas.

homenajean-1


Evelyn C. Ayala
Instituto de Física de la UNAM

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *