EN CINCO AÑOS, LA CARGA ECONÓMICA DE LA OSTEOPOROSIS SERÁ DE $6.25 MIL MILLONES DE DÓLARES EN CUATRO PAÍSES DE AMÉRICA LATINA

En los próximos cinco años, se prevé que ocurran 4.5 millones de fracturas en Brasil, México, Colombia y Argentina.

Londres, 1 de julio. – El costo financiero requerido para ayudar a las personas con osteoporosis en América Latina se elevará a $6.25 mil millones de dólares en cinco años, según un estudio.

Publicada en The Journal of Medical Economics (Diario de Economía Médica), esta última investigación ha demostrado que, en Brasil, México, Colombia y Argentina, se espera que la carga económica de la osteoporosis aumente más de mil millones de dólares anuales durante los próximos siete años.


Con las 4.5 millones de fracturas previstas para los siguientes cinco años en estos países, los autores del estudio concluyeron que existe una gran necesidad de mejorar el diagnóstico de osteoporosis y el inicio del tratamiento para personas con alto riesgo de fractura en América Latina.

“Se espera que la cantidad de personas mayores en América Latina se duplique en los futuros 30 años, con los correspondientes incrementos en la incidencia de fracturas. Existe una gran necesidad de prevenir este exceso de morbilidad y mortalidad al poner en marcha las intervenciones apropiadas. Sin éstas, la carga social de la osteoporosis sin duda seguirá creciendo “, dijo Rebecca McTavish de Cornerstone Research Group Inc.


El estudio de la carga de la enfermedad estima que, en 2018, se produjeron 159 mil 533 fracturas de cadera y 840 mil 239 fracturas totales (incluidas las de cadera) entre adultos de 50 a 89 años en Brasil, México, Argentina y Colombia. Y se prevé que el número total de fracturas aumentaría en un 14 por ciento en 2022 versus 2018, debido al envejecimiento de la población en estos cuatro países. Las fracturas osteoporóticas entre personas de 50 a 89 años se asocian con un costo económico sustancial.

El objetivo del estudio “La carga económica de la osteoporosis en cuatro países latinoamericanos: Brasil, México, Colombia y Argentina”, fue cuantificar el peso monetario de la carga actual y futura de este padecimiento en adultos de 50 a 89 años en estas cuatro naciones.


El estudio mostró que la carga de osteoporosis más alta en un año fue la de México ($411 millones de dólares), seguida de Argentina ($360 millones de dólares), Brasil ($310 millones de dólares) y Colombia ($94 millones de dólares). La carga de un año en los cuatro países fue mayor debido a los costos de hospitalización (36 por ciento), seguidos de las pérdidas de productividad (30 por ciento) y los costos quirúrgicos (23 por ciento). En Argentina, la mayor proporción de la carga fue atribuible a los costos quirúrgicos (42 por ciento), seguida por los costos de hospitalización (33 por ciento). En Brasil, la mayor proporción de la carga fue por la pérdida de productividad (61 por ciento), seguida de los costos de hospitalización (19 por ciento). En Colombia, la mayor proporción de la carga fue por la pérdida de productividad (37 por ciento), seguida de los costos de hospitalización (28 por ciento). En México, la mayor proporción de la carga se relacionó a los costos de hospitalización (51 por ciento). Acumulativamente, los costos de las pruebas y los medicamentos recetados representaron solo el 8 por ciento y el 4 por ciento de la carga, respectivamente.


La carga promedio por cada mil personas en riesgo en los cuatro países latinoamericanos fue de $15,906 dólares. Al ajustar para la población en riesgo, el país con la mayor carga fue Argentina ($32,583 dólares), seguido de México (16,671 dólares), Colombia ($8,240 dólares) y Brasil ($6,130 dólares).


A pesar de la disponibilidad de una variedad de opciones de tratamiento, la osteoporosis sigue siendo mal diagnosticada y tratada de forma insuficiente. Incluso cuando se trata, son comunes la falta de constancia y el incumplimiento de las terapias actuales, como los bifosfonatos y otros antirresortivos. Se estima que solo el 24 por ciento de los pacientes con fracturas reciben medicamentos recetados para ayudar a prevenir una segunda fractura.


“Para controlar y prevenir estas fracturas, todas las partes involucradas deben trabajar juntas para cerrar la brecha en la atención a la salud. Los esfuerzos para identificar personas con alto riesgo de fractura, iniciar el tratamiento y mejorar la constancia en el tratamiento a largo plazo serán esenciales para minimizar la carga financiera y de pacientes con osteoporosis en América Latina”, finalizó el Dr. Chris Cameron de Cornerstone Research Group Inc.

El estudio de la carga de la enfermedad fue realizado por Cornerstone Research Group Inc., una innovadora consultoría económica en salud con experiencia en la generación de evidencias. El estudio estuvo apoyado por una subvención sin restricciones por parte de Amgen, líder en biotecnología comprometido con la salud ósea.

Acerca de la Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad esquelética sistémica que se caracteriza por una baja masa ósea y el deterioro del tejido de los huesos, con el consiguiente aumento de la fragilidad de estos y una susceptibilidad a la fractura. Las fracturas por fragilidad son la consecuencia más grave de este padecimiento, que impone un riesgo de pérdida de independencia, dolor crónico, necesidad de rehabilitación y exceso de mortalidad. Esta afección impone una carga muy alta a las personas, las economías y los sistemas de salud en todo el mundo. Se espera que la carga económica mundial de la osteoporosis aumente a alrededor de $132 mil millones de dólares para 2050.

Acerca de las Fracturas por Fragilidad 

En todo el mundo, una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres, mayores de 50 años, sufrirán una fractura por fragilidad debido a la osteoporosis y, con una población que envejece, estos números aumentarán1. Sin embargo, a pesar de esto, actualmente estamos viendo una gran brecha en el manejo y tratamiento de la osteoporosis, especialmente en el entorno posterior a la fractura, con un estimado de cuatro de cada cinco pacientes que aún no han sido diagnosticados ni tratados después de una fractura2. Sin la atención adecuada o el acceso a opciones de intervención efectivas, continúan en riesgo de fracturas dolorosas e incapacitantes en el futuro.

Acerca del Grupo de Investigación Cornerstone

Cornerstone es una compañía global de investigación de acceso a mercados y economía de la salud que brinda apoyo a compañías farmacéuticas y de dispositivos médicos. Fundada en 2005, el enfoque inicial de Cornerstone fue basarse en la experiencia de sus socios en la investigación económica de la salud, con énfasis en los modelos globales de costo-efectividad y las presentaciones de reembolso canadienses. Desde entonces, la compañía ha crecido estratégicamente para agregar un equipo de análisis de datos y síntesis de evidencia de clase mundial; desarrollar capacidades sobresalientes de comunicación de pagadores y respaldar programas globales con presencia en los principales mercados.

Acerca de Amgen

Amgen está comprometido a detonar el potencial de la biología para pacientes que sufren de enfermedades graves mediante el descubrimiento, desarrollo, fabricación y lanzamiento de tratamientos humanos innovadores. Este enfoque comienza con el uso de herramientas como la genética humana avanzada para develar las complejidades de las enfermedades y comprender los fundamentos de la biología humana.

Amgen se enfoca en áreas de necesidades médicas no satisfechas y utiliza su experiencia para buscar soluciones que mejoren los resultados de salud cambiando de manera drástica la vida de las personas. Amgen, pionero de la biotecnología desde 1980, se ha convertido en una de las empresas independientes líderes a nivel mundial en biotecnología, llegando a millones de pacientes y desarrollando un pipeline de medicamentos con importante potencial.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *