MUERTE PERINATAL EN MÉXICO

El embarazo y el nacimiento son, por lo general, motivo de alegría para los progenitores y las familias, pero también son etapas que no están exentas de preocupación e incertidumbre; el día del nacimiento es posiblemente el momento más peligroso para las madres y sus bebés.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año, en todo el mundo, 303 mil mujeres mueren durante el embarazo o el parto. En nuestro país ocurren 62 muertes fetales cada día, mientras que más de dos millones de recién nacidos mueren durante el primer mes de vida, lo que se conoce como muerte neonatal.

El doctor Salvador Espino y Sosa, subdirector de Investigación Clínica del Instituto Nacional de Perinatología (Inper), explica que la muerte perinatal —que abarca la muerte materna, fetal y neonatal— es un evento traumático para la familia y con un impacto social importante. Cada uno de estos fenómenos conlleva implicaciones sociales particulares.

“En promedio, cuando muere una mamá deja tres hijos huérfanos, con todas las carencias educativas, de formación, de cuidados y de atención, que puede tener consecuencias sociales desastrosas”, comparte Espino y Sosa, especialista en educación médica.

Dentro de la muerte perinatal, el fenómeno más frecuente es la muerte fetal, luego la neonatal y, por último, la muerte materna. Por un lado, cada día mueren alrededor de casi 830 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto; mientras que al día suceden 44 decesos neonatales.

En los últimos años, la comunidad investigadora ha creado nuevas estrategias para prevenir y mejorar el estado de salud de las mujeres y sus bebés, con miras a reducir la mortalidad materna, fetal y neonatal, fenómenos considerados por la OMS como un problema de salud pública.

Mientras que en 1990 las infecciones perinatales representaron la cuarta causa de mortalidad en México, en la actualidad esta ha sido desplazada por las enfermedades crónicas no transmisibles, por lo que actualmente representan la décima causa.

De acuerdo con Jorge Arturo Cardona Pérez, director general del Inper, la muerte fetal es un tema vulnerable que representa un impacto social muy fuerte. “Una mujer embarazada se encuentra en un estado fisiológico, biológico, social, psicológico, muy especial y obviamente en un riesgo inminente”, refiere el neonatólogo.

Muerte materna
Aunque en los últimos años la mortalidad materna ha disminuido de manera significativa, México, al igual que otros países del mundo, no ha logrado cumplir con los objetivos de desarrollo del milenio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que establecen una reducción de 73 por ciento de las muertes maternas.

Las cinco primeras causas de muerte materna, explica el doctor Norberto Reyes Paredes, director médico del Inper, son por hemorragia, trastornos hipertensivos asociados al embarazo (preeclampsia), aborto, sepsis (infecciones) y embolias.

En el Inper se lleva a cabo un proyecto para validar factores de riesgo de hemorragia posparto para identificar a mujeres embarazadas con mayores probabilidades de sufrir una complicación de este tipo. De acuerdo con Salvador Espino y Sosa, cerca de 17 por ciento de mujeres en edad reproductiva se embaraza con un estado anémico, lo que ocasiona un factor importante de hemorragia.

“La idea es identificar esos factores de riesgo que son susceptibles de ser modificados durante el embarazo antes de la resolución y proveer a la madre un efecto protector en caso de presentar hemorragia”, comenta.

Aproximadamente 30 por ciento del personal de salud subestima la hemorragia durante el parto. En el Inper se han elaborado trabajos de investigación que permitan al clínico identificar hemorragias con cantidades menores de sangrado.

“Creemos que predecir, prevenir, identificar de forma temprana y reaccionar de forma inmediata ante hemorragia va a impactar de forma significativa en muerte por esta causa, todo esto llevándolo a un plan educativo. Diseñar estrategias de educación, como maniobras de estandarización que puedan ser permeadas en los ginecobstetras, médicos, enfermeras, parteras, que atienden a pacientes en todo nuestro país y mejorar la calidad de atención”.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *