¿POR QUÉ LAS MUJERES AMAN LA AURICULOTERAPIA?

La acupuntura, es una forma de medicina tradicional milenaria, que subsiste hasta nuestros días y ha llegado a países de todo el mundo, pues muchos pacientes han encontrado en ella una alternativa para tratar padecimientos que la medicina occidental considera incurables.

De ese tipo de medicina es de donde se desprende la auriculoterapia, palabra que fusiona dos lenguas, el griego “terapia” que significa curar y el latín aurícula “oreja”, y al igual que la acupuntura, se basa en usar agujas chinas pera a diferencia de ésta, sólo se usan en el pabellón de la oreja.

Este tipo de práctica, ha sido considerada por muchos expertos como una pseudo ciencia, porque su origen es incierto y no hay suficientes estudios sobre su eficacia, pero muchos pacientes que han recurrido a ella, han dados testimonios que dicen lo contrario.

Incluso cientos de mujeres en todo el mundo adoran esta terapia porque las ha ayudado a combatir ciertos males que las agobian, pero antes de entrar en detalle, es bueno saber un poco sobre los orígenes de la misma.

oreja1UN POCO DE HISTORIA

Corría el año 1954, cuando el científico francés Dr. Paul Nogier, creó una cartografía –similar a la usada en la reflexología y la iridiología–, que detallaba pabellón auricular, bajo la idea de que éste, es una representación del cuerpo humano y cada una de sus zonas constituía una parte de su totalidad. Esta curiosidad surgió cuando observó a una curandera que trataba a pacientes de ciática, cauterizando la zona del antehélix.

Luego, estudió sobre las terapias y diagnósticos que se lograban a partir del pabellón auricular, que fueron ejercidos en Egipto, Persia, China y más tarde, en Grecia, Portugal, Italia y Francia, que además eran transmitidas de forma oral. Muchos doctores más, comenzaron a indagar y a buscar respuestas sobre este método.

Antes que Nogier, el médico portugués Abraham Zacutus Lusitanus –1575-1642–, describió ciertas cauterizaciones en los pabellones auriculares para tratar la neuralgia ciática, mientras que el italiano Antonio María Valsalva –1666-1723–, describió las cauterizaciones para reducir dolores dentarios.

LA OREJA ES UN “IN ÚTERO”

La auriculoterapia señala que la oreja refleja una imagen similar a la de un feto dentro del útero, que además se encuentra con la cabeza abajo, hacia el lóbulo. Entonces la teoría de la Medicina china, asevera que por ello es un tipo de espejo del cuerpo humano.

Al conocer qué parte de los órganos y sistemas corresponde a cada una de sus zonas, es como se puede usar este método de tratamiento, que consta de un microsistema de acupuntura, por el que se diagnostican y tratan gran variedad de padecimientos al estimular algunas terminaciones nerviosas ubicadas que están relacionadas morfológicamente con dicha zona.

EQUILIBRIO ENERGÉTICO

De acuerdo con los terapeutas que manejan esta forma de sanación, el cimiento principal de la auriculoterapia está en el equilibrio energético, pues las enfermedades ocurren cuando hay un desbalance en la armonía de nuestra energía.

Los terapeutas explican que en nuestro cuerpo existen canales por donde fluye la energía y se denominan “meridianos” o “nadi”, mismos que al ser estimulados estabilizan los canales de energía del cuerpo. Es entonces que la medicina china señala que la oreja está intrínsecamente relacionada con los meridianos que llegan a los órganos internos a nivel de fisiología y fisiopatología.

 

oreja2

 

PUNTOS ACTIVOS

Los expertos en auriculoterapia, señalan que hay más de 200 puntos biológicamente activos en la oreja, mismos que si son estimulados, pueden tratar numerosas enfermedades.

Además, desde la oreja se puede percibir una enfermedad en caso de presentarse; y se logra al sentir los puntos alterados, de este modo también puede hacerse un diagnóstico y buscar la sanación por medio de la estimulación de los puntos con lo que se pueden conseguir el equilibrio del organismo.

ENFERMEDADES A TRATAR

De acuerdo con los especialistas, esta forma de acupuntura puede ser usada para tratar enfermedades agudas o crónicas, con estímulos semipermanentes que brindan óptimos resultados, aunque no recomiendan hacer este tratamiento tras realizar esfuerzo físico o mental grande, cuando las personas estén en tratamiento con psicofármacos, padezcan esquizofrenia, enfermedades hereditarias, degenerativas o contagiosas –como las de transmisión sexual–; anemias, apendicitis o males que afecten a la médula espinal.

Tampoco se puede llevar a cabo un tratamiento si el pabellón de la oreja tiene quemaduras, úlceras o cortes.

Cuando se trata de una paciente embarazada, los terapeutas evitan estimular los puntos hormonalmente activos.

 

Los especialistas explican que se han obtenido resultados muy satisfactorios en trastornos endocrinos y orgánicos –como hiperacidez o estreñimiento–; dolores –como neuralgias, post operatorios, post parto, postraumático–, alergias, males psíquicos, ansiedad, malos hábitos, enuresis, insomnio, etc.

VARIAS RAZONES PARA “ELLAS”

Para muchas mujeres, la auriculoterapia resulta ser una medicina alternativa útil para diagnosticar y tratar males como la depresión, obesidad, retención de líquidos o dolencias musculares.

Sobre el tema, la nutricionista del Hospital Clínico de Viña del Mar, en Chile, María Cristina Beckdorf, comenta que al “utilizar balines –pequeñas pelotas imantadas–, como instrumento de auriculoterapia, el paciente debe ser constante para que estas sean activadas”.

El tratamiento es tan seguro, que puede ser aplicado a cualquier persona incluyendo a niños y adultos mayores, pues su objetivo es sanar dolores y síntomas y es excelente –junto con sana alimentación y ejercicio–, para el control de peso.

Muchas mujeres y también hombres, aman la auriculoterapia porque disminuye dolores musculares, causados por enfermedades como artritis y tendinitis; ayuda a combatir el estrés, a bajar de peso –porque disminuye la ansiedad al comer, equilibra problemas de angustia o depresión–, ayuda a controlar los desórdenes hormonales, resistencia a la insulina, síndrome de ovario poliquístico y puede ayudar a controlar diversas adicciones como el alcoholismo y tabaquismo.

La investigadora recomienda tener los ojos cerrados durante el tratamiento y sugiere esta técnica como un buen complemento para los tratamientos nutricionales, pues mejora la adherencia a la dieta y contribuye a tratar la causa principal que lleva a la gente a subir de peso.

 

oreja3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

oreja4

 

 

Por Dolores Vargas
0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *